eclecticool

Tendencia en decoración

La historia de un comedor... ¡o cómo cambiarlo!

ene 132016

No sé si sois de los que adoráis estar cambiando las cosas de sitio en casa, yo sí... ¡mi marido no tanto! No sé si sois de los que adoráis introducir pequeñas nuevas cosas en un ambiente, yo sí... ¡mi marido no tanto! Si sois de los que amáis los cambios... ¡este post os va a gustar!

undefined

En su versión más "elaborada", en este comedor se ha jugado con los contraste blanco/negro, el textil en tono gris y teja para dar mayor calidez, y las plantas, un toque natural y de primavera. Las cortinas, vaporosas, le dan un aire de ligereza que me encanta... ¡y eso que las cortinas no me suelen gustar mucho por cuestiones relacionadas con la alergia!

undefined

En su versión más ecléctica -y aunque no os lo creáis esta es una de las últimas-, se han mezclado sillas menos sofisticadas con taburetes, un pequeño jarrón y un cuadro sin colgar, que está muy de moda y es muy práctico: cuando te cansas del sitio que ocupa, simplemente lo cambias de lugar. Se ha prescindido de la alfombra, hay a quien no le gusta mucho estar todo el tiempo con la aspiradora en la mano... ¡como a mí!

undefined

En su versión más minimalista, se ha elegido lo más imprescindible, y unos jarroncitos de diferentes diseños para aportar un toque personal y no dar la sensación de estar en una tienda. Como las lámparas son espectaculares y los jarrones sofisticados, el conjunto no queda para nada desvalido.

undefined

En su versión más actual, se han introducido más muebles con plantas, además de ampliar la paleta de color y dar mayor presencia a la madera, creando un espacio al mismo tiempo natural y con glamour. Las velas aportan un toque navideño, pero sin que parezca Navidad, así que no es necesario guardarlas cuando terminan las Fiestas a toda prisa.

undefined

En esta versión, como la cocina tiene barra y taburetes, se ha aprovechado el espacio para transformarlo en una zona de lectura y conversación. Una simple alfombra, pero bien elegida, y un par de sillas cómodas de diseño se encargan de que este espacio sea muy agradable con muy poquito.

undefined

Y por si echamos en falta una mesita para apoyar tazas o vasos, se ha colocado una mesa, se ha cambiado un cuadrito y... ¡voilà! El comedor ahora ocupa el lado opuesto de este salón/comedor y cocina. Como véis, pequeños cambios... ¡generan espacios muy diferentes! Eso sí, avisad antes a vuestro marido, no sea que... ¡se tropiece! ¿Con qué versión os quedáis? A mí, a pesar de no gustarme mucho la aspiradora y los ácaros... ¡me quedo con la primera y la última!

Si queréis ver más progresos de esta maravillosa casa finlandesa, ¡no dejéis de visitar el blog Musta Ovi! De todas formas, en otro día os incluyo más estancias, que me encanta la arquitectura, los muebles, los textiles, la decoración... ¡todo!

Vía

No hay comentarios publicados.

Nuevo comentario

©Copiright 2016 Eclecticool | Derechos CC | Desarrollado por Graphictimes