eclecticool

Tendencia en decoración

Corazón solitario

feb 092016

Nunca he vivido en un miniapartamento, ni en una casa independiente. Me he mantenido siempre en un término medio, cómodo, fácil de compartir y muy habitable. Aún así, siempre me han gustado los apartamentos pequeños, pues representan todo un reto en cuanto a planificación, distribución de espacios y decoración. Hoy os abro la puerta -virtual, por supuesto- de este miniapartamento de tan sólo 36 metros cuadrados.

undefined

¿Se puede tener todo lo que se necesita en 36 metros cuadrados? Pues cuando veáis este miniapartamento, seguro que vais a pensar que sí. Me ha encantado por diferentes motivos, a cual mejor. El primero, y quizás el que a simple vista no se ve, es la distribución en planta cuadrada, con las zonas de agua en el mismo lateral y después un salón-dormitorio de colofón. El segundo, la decoración tan sencilla, con un guiño natural, y muy japonesa, aunque os cueste creerlo. Los tonos tostados, del beige al marrón, combinados con el blanco en techos, paredes y mobiliario de cocina, y el negro muy dosificado han terminado de conquistarme. Y por si no bastara, los materiales naturales como la madera, el algodón, la lana y el mimbre me han parecido todo un acierto para un estudio como este, pues aportan calidez y ese respiro natural que un pequeño espacio debe tener. Eso sí, para que todo se mantuviera así habría que aplicar el método de la japonesa Marie Kondo, pero ¡siempre se puede cambiar! Con el paso de los años, me gustan más y más las cosas esenciales, esas que cubren tus necesidades y te aportan tranquilidad mental. ¿Pasamos?

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

undefined

 

Vía

No hay comentarios publicados.

Nuevo comentario

©Copiright 2016 Eclecticool | Derechos CC | Desarrollado por Graphictimes